Desarrollo Territorial

 

El Programa de Desarrollo Territorial, más conocido como PRODEFE, impulsa el desarrollo sostenible en territorios de interés, partiendo de las potencialidades y necesidades propias de las comunidades, identificadas a través de procesos participativos.

Con estos elementos, generamos proyectos entorno  a las dimensiones socio-cultural, económico-productivo, y organizativo-institucional apoyándonos en otros programas de Fundación CRISFE, aliados estratégicos y actores locales para que a través de una gestión coordinada y articulada, mejoremos la calidad de vida de las personas que apoyamos.

Buscamos desarrollar acciones sostenibles, ambientalmente responsables e inclusivas, que generen capacidades y destrezas en la población y organizaciones locales.

Las estrategias de desarrollo territorial se basan en las siguientes líneas de acción:

Socio – cultural: El desarrollo de un territorio debe tener como punto de partida el fortalecimiento del sujeto individual y colectivamente, para que pueda constituirse como agente positivo de cambio. Procuramos fortalecer a las personas y su capacidad de incidir positivamente en su entorno a través de procesos de formación y la generación espacios para la integración y trabajo colectivo. Promovemos también el desarrollo de proyectos de impacto social a través de la coordinación con aliados estratégicos e incidimos de manera directa en los diferentes elementos del ámbito educativo.

Económico – productivo: impulsamos acciones para fortalecer capacidades y conocimientos de los individuos, grupos de interés y organizaciones vinculados a los sectores productivos y emprendimientos locales. Partimos de un análisis de las actividades productivas presentes, para generar estrategias con un enfoque de mercado a través de asistencia técnica especializada, capacitaciones en negocio, emprendimiento y apoyos específicos a proyectos productivos. Estos procesos son complementados con educación financiera, para procurar el uso adecuado de los recursos en las familias.

Organizativo – Institucional: El fortalecimiento de las organizaciones y la institucionalidad local viabiliza las acciones de mediano y largo plazo, además de facilitar la sostenibilidad de los procesos de desarrollo dentro del territorio. Es por esto que trabajamos de la mano con actores de diferente índole para la ejecución de proyectos y consolidación de procesos organizativos que permitan generar ventajas derivadas de acciones colectivas y de la articulación entre individuos, grupos de interés, organizaciones sociales e instituciones públicas y privadas de todo nivel.

Actualmente, el programa está presente en dos parroquias a nivel nacional: Machalilla – Manabí (7 comunidades, 4998 habitantes) y Río Negro  – Tungurahua (13 sectores, 1256 habitantes).